¿Qué significa ser feliz? ¿cómo podemos ser felices? ¿por qué para algunos la felicidad es pasajera o inexistente?

Cada persona tiene en ocasiones su propia versión de lo que significa la felicidad. Sin embargo, la felicidad es mucho más que estar alegres y contentos.  La felicidad puede verse en mi opinión como una forma de vivir y ver tus emociones desde otra perspectiva. Actualmente la felicidad se estudia en las universidades de más prestigio en los Estados Unidos. Universidades como Harvard y Berkeley  estudian lo que llaman la Ciencia de la Felicidad.  En ellas estudian diferentes acciones, herramientas y comportamientos que hacen que la felicidad se mantenga y persista en las personas.

Pero para entender como podemos llevar una vida en donde sea posible ser feliz, debemos conocer los mitos o creencias que se tienen a nivel social sobre la felicidad.

  1. La felicidad hay que encontrarla– La felicidad no hay que buscarla, por que la felicidad está dentro de ti. Puedes pensar que has escuchado esto antes. Sin embargo,   no tenemos consciencia que  si pensamos que la felicidad  esta afuera nunca vamos a entender  como manifestarla. La decisión de ser feliz es tuya y nace de tu interior.
  • La felicidad se pierde- se piensa que si mantenemos una “buena racha”, las cosas nos están saliendo bien, me siento bien con mi vida. De momento, el ego nos juega en contra y comenzamos a pensar “algo me va a salir mal”. “Uno no puede ser feliz tanto tiempo”.  “Ya mismo algo va a fallar”. Creencias como estas impiden disfrutar los momentos buenos a plenitud. Permitimos que los pensamientos de miedo y ansiedad  aparezcan y damos por hecho estas creencias que nos hacen daño.
  • Cuando tenga lo que deseo seré feliz  – Pensamos que la felicidad llegará cuando logremos una meta, cuando tenga pareja o cuando tenga más dinero.  Nos enfocamos en lo que nos falta o nos llenamos de expectativas cuando logremos nuestra metas futuras y eso usualmente desemboca en frustración y tristeza no en felicidad. Enfocarnos en lo que tenemos actualmente no tan solo nos centra en el presente sino que nos permite practicar la Gratitud. Estudios han demostrado que practicar la gratitud por 40 días consecutivos disminuye sentimientos de tristeza y se reportan cambios a nivel de estructura cerebral.
  • Cuando el otro cambie seré feliz- En ocasiones deseamos que las personas que están a nuestro alrededor cambien. Debido a que muchas veces sus acciones nos pueden lastimar o no estamos de acuerdo con ellas. Sin embargo, esperar que el otro cambie no es solo imposible, si no que es el factor que trae más infelicidad por excelencia. Esperar que el otro cambie es no aceptar la responsabilidad de nuestras propias vidas. La única persona  responsable de tu felicidad eres tú. El cambio es tuyo. Cambia de perspectiva y verás que puedes ser feliz.
  • Hay que estar feliz todo el tiempo– esta es una de los mitos que más afectan nuestro camino a la felicidad. Entendemos que la felicidad es como la alegría. Todo lo contrario la alegría es una emoción que causa bienestar. Pero como todas las emociones es pasajera. Entonces se nos olvida que la felicidad no es  sólo una emoción, es una forma de vivir. Dentro de la felicidad podemos aprender a manejar todas las emociones.

Necesitamos sentir tristeza, rabia, coraje y envidia para aprender a identificar nuestras emociones, pensamientos y acciones. Aceptar todas las emociones como necesarias sin juzgarlas como buenas ni malas es el primer paso para aprender a manejarlas.  Saber lidiar con nuestras emociones y vivir con ellas de manera efectiva hace a las personas más felices.

Podemos pasar por momentos difíciles y continuar siendo felices. La vida se trata de enfrentar sufrimiento y disfrutar las alegrías. Aprender a ser feliz nos enseña ese balance. Todos tenemos la capacidad de ser felices,  puedes aprender como ser feliz. La gratitud y la compasión son piezas claves. Puedes buscar ayuda para tu proceso. 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *