Mayo es el mes de la concientización de la Salud Mental, es por esto que queremos recalcar la importancia de cuidar nuestra mente. Socialmente el cuidado de nuestro cuerpo es visto como algo normal. Los anuncios y publicidad sobre el cuidado físico se encuentran por todas partes. Dejando así un poco a un lado el tema de salud mental. Sin embargo, la evidencia científica cada vez más recalca que el balance entre mente y cuerpo es el que trae felicidad y salud.

¿Cómo podemos cuidar nuestra mente de manera sencilla?

Muy fácil sigue estos 3 consejos y comienza hoy tu camino de salud mental.

 

1-El ejercicio físico y el cuidado nutricional es necesario. Muchas veces cuando vemos este consejo pensamos que tenemos que hacer ejercicios todos los días o tenemos que someternos a dietas estrictas. Pues NO estudios demuestran que solamente hacer ejercicios mínimo tres veces por semana por solamente 30 minutos es más que suficiente para activar hormonas como Serotonina, Dopamina y Endorfinas que ayudan a nuestro balance emocional.

 

Por otro. lado las dietas estrictas no son necesarias (a menos que tu médico lo indique) ya que si eliminas las harinas y la azúcar refinada de tu vida, tienes el camino hecho. La azúcar es muy dañina para nuestro cerebro lo puede hasta ¡inflamar!. De nuevo no que nunca lo hagas, porque se que el antojo dulce viene. Sólo es estar consiente que si sustituimos dulces y harina por frutas y vegetales estaremos más saludables y confía que estarás de mejor ánimo de igual manera.

 

2-¡Da Gracias! Cada vez más se prueba el poder de la Gratitud en los estudios científicos. La gratitud nos enseña a dar gracias por lo que tenemos ahora. A buscar algo bueno en el día a día. La gratitud nos abre el camino de la aceptación, el cual nos recuerda el gran regalo que nos trae aceptar la realidad que no podemos cambiar, pero si aprender de ella. Toma como costumbre escribir tres cosas a las cueles des gracias. Puede ser en una libreta o en las notas de tu celular. Pero ¡escríbelas! cuando te levantes y luego cuando te acuestes. Cada día este ejercicio se te hará más fácil. Veras que comenzaras a sentirte mejor con lo que tienes. Ya que si no eres feliz con lo que tienes ahora no podrás recibir alegrías mayores en un futuro.

 

3- Cuida tus relaciones familiares, de amistad y pareja. Muchas veces estas personas son nuestro grupo de apoyo. No existen relaciones perfectas y no es necesario que lo sean. En las relaciones imperfectas en ocasiones discutimos y tenemos conflicto. El conflicto es importante, ya que por medio del conflicto crecemos y aprendemos. Sin embargo, cuando el conflicto es muy pesado debemos aprender también a alejarnos y soltar esas personas que nos drenan energías. Aunque sea tu familia. Tengas o no tengas pareja es importante cuidar las relaciones, alimentar las que aportan y soltar las que ya no nos identificamos. Tener relaciones saludables y estables es un factor importante para nuestra salud mental.

 

Finalmente un último consejo crea de estos consejos tus hábitos positivos y busca ayuda profesional para implementarlos si lo necesitas o aprender nuevos. Algunos de los hábitos positivos que puedes experimentar es aprender algo nuevo como la meditación o el mindfulness. No tengas miedo en ir a un profesional de la salud si encuentras que podrías estar mejor, podemos ayudarte. Cambiar nuestra mente para estar saludables es posible.

Dra. Isis A. Gracia Morales

Psicóloga Clínica y Consejería Psicológica

Email-draisisagracia@gmail.com

2 Comments

  1. Nicy August 31, 2018 at 12:38 am

    Todos los consejos me gustaron y les encontré valor. El más que me funciona es el de la actitud de gratitud, doy gracias por todo y en todo momento y eso me pone las cosas en perspectiva.
    Besitos,
    Nicy

    Reply
    1. piensabonito - Site Author September 10, 2018 at 2:53 pm

      La gratitud es la puerta a la felicidad.

      Reply

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *